All Nutrition, Somos nutrientes que dan vida.

Categorías

Productos sugeridos

Cada vez que te ejercitas, ejerces un gran estrés sobre tu cuerpo. Generalmente, esto se traduce en la rotura de las fibras musculares, las cuales serán reparadas a través de la síntesis de nuevas proteínas. Así, tu cuerpo se adapta al ejercicio, de tal manera que la próxima vez que entrenes logres el mismo resultado con un menor esfuerzo.

Entonces, para acelerar este proceso de recuperación, una ingesta alta en proteínas será vital. Existen diversos formatos de batidos proteicos que te ayudarán a lograr este objetivo. Primero tenemos los batidos de rápida absorción, provenientes usualmente del suero de leche. Su función principal es entregarle al cuerpo proteínas de fácil metabolización, siendo muy útiles una vez terminado el ejercicio, justo cuando el cuerpo demanda una mayor cantidad de proteínas. También tenemos los batidos de mediana y lenta absorción, generalmente provenientes del huevo y caseinato. Al permanecer más tiempo en el cuerpo antes de ser completamente digeridos, son excelentes recuperadores nocturnos. Hay que recordar que es en la noche, justo cuando dormimos, es el momento en donde las funciones regeneradoras del organismo se ven aumentadas. Pero si eres intolerante a la lactosa no hay problemas, también hay batidos a base de trigo, carne y soja.

Otro de los nutrientes que podemos usar para lograr una recuperación más eficiente es la glutamina, el aminoácido más abundante de nuestros músculos. Los aminoácidos son el elemento estructural que conforma la proteína, elemento estructural de la fibra muscular. Lo que hace la glutamina, en resumidas cuentas, es evitar la pérdida de masa muscular, ayudar en la síntesis de la hormona del crecimiento y en la expulsión de nuestro cuerpo de toxinas como el amoníaco.

El zinc, magnesio y vitaminas B6, o “ZMA”, acelera el proceso recuperativo nocturno.

El zinc colabora en la división y crecimiento celular, en la cicatrización de heridas y en la síntesis de carbohidratos. El magnesio juega un rol importante en la transmisión de los impulsos nerviosos, manifestados en la contracción y relajación muscular. Además facilita el transporte de oxígeno por el flujo sanguíneo, lo que se traduce en un aumento de energía. Por su parte, la vitamina B6 colabora en el crecimiento muscular.