All Nutrition, Somos nutrientes que dan vida.

Powered by Blog - Widget

Eres Nutrientes

Los nutrientes de nuestro cuerpo se encuentran en constante renovación.

¿Sabías que las células que componen tu piel se renuevan en su totalidad cada seis meses?

Es más, se dice que cada siete años todos los tejidos que componen tu cuerpo han sido reemplazados. Exceptuando las neuronas, cada órgano y estructura de tu organismo ha sido renovada por completo. En términos metafóricos, eres otra persona. Esto demuestra que somos un potencial de renovación constante. Es un hecho natural pero increíble una vez que se toma conciencia de aquello.

Pero no tenemos que pensar en períodos de tiempo muy grandes para comprobar esto. La renovación de la que hablamos sucede todos los días.

Por ejemplo, cada vez que entrenas creas nuevas fibras de proteínas, creas tejido muscular nuevo. Este fenómeno es conocido en biología como anabolismo.

Como el cuerpo siempre busca el equilibrio, también encontramos el proceso contrario. Cada vez que necesitas energía, el organismo degrada nutrientes para obtenerla. En esto consiste el catabolismo.

Estamos determinados por un flujo de nutrientes que nunca se detiene. A la vez, este flujo se verá determinado por las decisiones que tomemos a la hora de alimentarnos. Si a nuestro automóvil lo cargamos con bencina de alto octanaje su rendimiento mejorará. Lo mismo ocurre con el cuerpo humano: si le entregamos mejores nutrientes, nos será más fácil destapar todo su potencial. Es sólo una cosa de voluntad.

¿Y qué es lo que estructura a la proteína misma?

La proteína se conforma por cadenas de aminoácidos. Estas pequeñas moléculas cumplen las más diversas funciones en el organismo: desde participar activamente en la síntesis de proteínas hasta controlar el peso corporal y el rendimiento que tenemos a la hora de hacer ejercicio.

Somos proteínas ¿vas haciendo la conexión?

Los alimentos que comemos, una vez dentro del organismo, se transforman en minúsculas sustancias que más tarde serán absorbidas por el cuerpo. A través de este combustible funcionamos y nos desenvolvemos diariamente.